www.conozcarecoleta.com.ar

Serv. Meteorologico Nacional

Visitante Nro.

Ya podés tener tu CBU personalizado

Hasta ahora, el CBU (Clave Bancaria Uniforme), que identifica a cada cuenta bancaria, era un largo número de 22 dígitos, imposible de recordar, pero a partir de ahora se puede cambiar por una palabra corta que será fácil de memorizar.

Desde el viernes 16 de diciembre se abrió la posibilidad de que las cajas de ahorro y las cuentas corrientes tengan un nombre corto similar al de los usuarios de Twitter. Durante las primeras 24 horas de implementación del sistema, 5.000 cuentas fueron "bautizadas", según informó el Banco Central (BCRA). Para recibir una transferencia, a partir de ahora, bastará con que esos usuarios le den ese "alias" a la persona que va a enviarles dinero.

El Central había reglamentado la herramienta en agosto y había dado plazo hasta ayer para que los bancos sumaran la función a sus plataformas de home banking (en PC), a las de banca móvil y a las nuevas "billeteras digitales" de Pagos Electrónicos Inmediatos (PEI) que funcionan como un "WhatsApp" de transferencias.

En el primer día, la opción apareció en todos los bancos adheridos a la Red Link, entre ellos el Nación, el Provincia, el Ciudad, el Credicoop y la gran mayoría de los bancos provinciales. "Este cambio fomenta la utilización de la banca electrónica y facilita la transferencia de dinero de forma ágil y sencilla", comentaron en el Provincia.

Mientras, entre los bancos de la red Banelco la implementación fue dispar. El ICBC, el Galicia, el Santander Río y el Itaú están entre los que habilitaron la función. Pero otras entidades no llegaron a adecuar los sistemas y pidieron más tiempo para el lanzamiento.

Usar el CBU Alias es optativo: se puede seguir sin tenerlo y operar como hasta ahora. Los que crean conveniente cambiar al nuevo sistema, pueden ingresar al home banking y bautizar a cada una de sus cuentas con una palabra de 6 a 20 caracteres, que puede mezclar letras, números y algunos símbolos. Según el banco, esa opción aparece en el menú de opciones personales, en el de consulta de CBU o tiene otras variantes.

Según lo dispuesto, ese alias “es único e irrepetible para todo el Sistema Financiero Nacional”. El CBU tradicional no desaparece, sino que queda "por detrás", sin más necesidad de usarlo en las transacciones cotidianas.

La novedad es que, a diferencia del CBU numérico, los alias pueden llevarse de una cuenta a otra, incluso si el cliente cambia de banco. En ese caso, sólo hay que hacer un trámite para desvincular el nombre de la cuenta vieja y unirlo a la nueva. Entonces, el cliente ahora puede pasarse a una entidad que le cobre menos comisiones sin pedirles a sus contactos que actualicen la información: cuando quieran enviarle plata, el alias automáticamente derivará el dinero a la nueva cuenta.


www.conozcarecoleta.com.ar (2760) - Publicado: 19/12/16