www.conozcarecoleta.com.ar

Serv. Meteorologico Nacional

Visitante Nro.

Cuidados con el uso de tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito es una herramienta que nos permite realizar compras sin necesidad de tener que contar con efectivo. Sumado al uso de Internet y las aplicaciones para telefonía celular, hoy podemos acceder a compras de todo tipo, pago anticipado de pasajes, reservas en hoteles, compras de entradas para espectáculos y mucho más, pero... hay que tener cuidado con las estafas informáticas.

Durante el año en curso se ha registrado un 23,5% más de denuncias a bancos y financieras, con respecto al año pasado, en su mayoría, por problemas de consumo con tarjetas de crédito.

El subsecretario de Demanda Ciudadana, Facundo Carrillo (ex presidente de la comuna 2), consultado sobre el tema dijo: “Este año lanzamos un sistema que permite reportar vía web las promociones engañosas, a través de este canal podemos constatar y corregir las faltas en 72 horas.”

Dentro de los servicios financieros, las tarjetas de crédito y débito agruparon el 69% del total de los reclamos, las principales problemáticas son la sobrefacturación, le siguen las promociones engañosas, la imposibilidad del consumidor de rescindir el contrato y cuestiones vinculadas al robo o la generación de una tarjeta melliza.

Es importante tener en cuenta que en la Ley 25.065 de tarjetas de crédito se especifica que los consumidores tienen 30 días para reclamar la anulación de un cargo desconocido que el banco haya facturado en el resumen de la tarjeta. Además, los comercios deben cobrar el mismo precio en efectivo que con tarjeta en un pago.

Carrillo explicó, que los reclamos que no tienen respuesta favorable, en muchos casos, se debe a que el consumidor aceptó condiciones que desconoce y por ende reclama la devolución de un importe que podría estar bien facturado.

“Los vecinos han obtenido una solución en el 75% de los casos, desde la Ciudad hemos citado a los bancos a una audiencia de conciliación para resolver estas controversias”.

Los contratos que firman los clientes con sus bancos son de renovación anual automática, esto genera muchas veces, que el consumidor deba pagar un monto en concepto de renovación que es desconocido. En este sentido, para que no opere la renovación automática, el titular debe presentar durante el último mes de vigencia del contrato, una nota que exprese su decisión de finalizar el vínculo comercial.

Algunas sugerencias a tener en cuenta son:

Verificar el resumen de la tarjeta y si aparecen compras que no realizaste, tenés 30 días para reclamar su anulación (impugnarlo) mediante una nota. Podés pagar sólo lo que consumiste.

Cumplido el año de contrato, las tarjetas de crédito se renuevan automáticamente por otro año más. Si no querés que te facturen la renovación, tenés que dar de baja el contrato.

Cuando comprás un producto mediante una promoción, lee los términos y condiciones, topes y días de descuentos.

No pueden facturarte servicios que no hayas firmado por contrato, si ves que te cobran cargos extraños podés reclamar su nulidad.

La información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada en soporte físico (papel), salvo que el cliente autorice el envío electrónico.

Los consumidores que reciben una tarjeta sin haberla solicitado no deben realizar ningún trámite para cancelarla. Antes de utilizar una tarjeta, es imprescindible conocer las condiciones del contrato.

Defensa al Consumidor difunde derechos y consejos a través de sus redes sociales: Facebook /BAconsumidor y Twitter @BAconsumidor. El Gobierno de la Ciudad orienta a los consumidores a través de la línea gratuita 147 y personalmente a través de las oficinas que funcionan en las Sedes Comunales de la Ciudad.


www.conozcarecoleta.com.ar (3659) - Publicado: 24/10/16