www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Abandonaron a una beba en un contenedor de basura

El fin de semana pasado, una beba recién nacida fue encontrada dentro de un contenedor de basura, ubicado en la calle Ravignani al 2500, en el barrio de Palermo. Los recolectores fueron quienes se sorprendieron con el hallazgo, dieron aviso al 911 y lograron salvarle la vida.

La criatura fue trasladada en un patrullero, rápidamente, al Hospital Militar, donde llegó casi sin signos vitales, con baja temperatura, pero fue salvada por la rápida y esmerada asistencia médica. Asimismo, la chiquita fue bautizada por el párroco del hospital y las enfermeras eligieron como nombre, María Victoria. Muy probablemente, pensando en la vírgen María que la protegió y por haber logrado la victoria de haberse salvado, sobreponiéndose a la primera injusticia sufrida apenas llegó al mundo.

De acuerdo al relato de los empleados de la empresa Cliba, que encontraron a María Victoria, sus signos vitales eran muy débiles, el cuerpito estaba morado y frío, tenía el cordón umbilical y estaba sin ropita.

El director general del Hospital Militar Horacio Magallanes fue quien dio el parte a los medios explicando que "La beba estaba hipotérmica y cianótica, totalmente azul. Tenía la temperatura tan baja que no se podía registrar, ahora le fue subiendo y está en 34°. Se hizo el protocolo para todos los bebés que nacen fuera del ámbito hospitalario, se tomaron muestras, se la colocó en una cuna y fue recuperando la temperatura. Ahora está rozagante y respira por sus propios medios".

Los médicos estiman que la beba nació a las seis de la mañana y no había sido atendida por profesionales. Fue encontrada apenas pasadas las 8.15 por lo que puede haber permanecido en el contenedor unas dos horas hasta que de casualidad fue encontrada por un barrendero que escuchó el llanto. De no haber sido así, un camión recolector podría haber vaciado el container con la beba adentro.

Los recolectores la sacaron y un oficial mayor de la Policía de la Ciudad que llegó al lugar la cubrió con su campera para abrigarla. Inmediatamente fue trasladada al Hospital Militar y llevada a Neonatología, en el octavo piso, donde en estos momentos está siendo atendida por el jefe de guardia de ese sector.

La beba pesa tres kilos, nació a término, no tiene dificultades para respirar y se recupera satisfactoriamente.

El caso quedó a cargo de la Fiscalía N° 6 y del Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes, que en los próximos días deberán definir el futuro de la niña. Desde el Hospital informaron que permanecerá internada en recuperación hasta que ambas áreas decidan su traslado y los próximos pasos a seguir.


www.conozcarecoleta.com.ar (2629) - Publicado: Lunes 21/08/17