www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Camiila O´Gorman, la primera mujer condenada a muerte

El viernes 18 de agosto se cumplen 169 años del fusilamiento de Camila O´Gorman y el sacerdote Ladislao Gutiérrez. Una condena que marcó un precedente, ya que fue la primera mujer condenada a muerte.

camila ogormanCamila había nacido en Buenos Aires, el 9 de julio de 1828, en el seno de una familia aristócrata, Fue protagonista de una trágica historia de amor durante el segundo gobierno de Juan Manuel de Rosas, que aún se recuerda.

Cuando tenía diecinueve años, conoció al párroco del Socorro, Ladislao Gutiérrez, llegado de Tucumán. La joven cantaba en las ceremonias religiosas y el sacerdote era su confesor.

La afinidad espiritual se transformó en amor y aunque, en principio, el cura se negaba a ese sentimiento, el amor pudo más y la pareja decidió huir de Buenos Aires, el 11 de diciembre de 1847. Allí embarcaron con la complicidad del patrón del barco y llegaron a Goya, Corrientes, en tanto eran buscados por pedido del padre de Camila. La pareja conquistó la simpatía de la población, que envió sus niños a la escuela que habían establecido.

Algunos meses después, un sacerdote, de paso por el pueblo, reconoció a Gutiérrez y lo denunció. Informado Rosas, dispuso que fuesen traídos a Buenos Aires con grillos e incomunicados.

Se cree que Camila escribió a Manuelita Rosas, pues existe una carta de la segunda, fechada en Palermo el 9 de agosto, en la que le decía haber intercedido ante su padre y le recomendó fortaleza.

Los prisioneros fueron encarcelados en Santos Lugares. Manuelita había comprado muebles para la celda de Camila, pero su intervención ante Rosas no tuvo efecto, pues este ordenó que los reos fuesen fusilados al día siguiente de su llegada.

La sentencia se cumplió el 18 de agosto de 1848, ante el horror de la familia de Camila, que no esperaba este desenlace. La condenada recibió el "bautismo por boca", porque se dijo que estaba embarazada y según rezan los documentos de la época, la ejecución revistió perfiles dramáticos por ser la primera vez que una mujer sufría la pena de muerte.

Actualmente, cuando existe tanta violencia de género, estremece pensar en la Historia de esta jovencita que simplemente cometió un pecado de amor, considerado así por la Iglesia, pero pasando a mayores, fue condenada a muerte, sin importar que llevaba una nueva vida en su vientre.


www.conozcarecoleta.com.ar (2352) - Publicado: Viernes 18/08/17