www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Lagos porteños con aguas contaminadas

Un estudio de los espejos de agua de la ciudad, realizado recientemente por el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba), con el apoyo técnico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo (UP), arrojó como resultado que el lago de Plaza Holanda es el más contaminado de todos los que se emplazan en los Bosques de Palermo.

Asimismo, en el barrio de Puerto Madero, se han detectado serios problemas de contaminación en el canal de navegación.

El curso de agua que pasa por debajo del puente del Rosedal, presenta un ICA (Índice de Calidad del Agua) de 35, sobre un valor óptimo fijado en 100. Para tomar dimensión de la baja puntuación, hay un solo curso de agua en territorio porteño por detrás de este lago, y es el Riachuelo.

El ICA se mide combinando los resultados obtenidos en una serie de test, que registran nueve parámetros existentes en el agua, entre ellos el oxígeno disuelto, los microorganismos coliformes fecales y el pH. De su combinación matemática se obtiene un único valor numérico, al que se puede considerar como la calificación ambiental del curso o espejo de agua.

Las muestras de agua del lago de Plaza Holanda muestran valores de pH inusualmente elevados, gran cantidad de sólidos totales y bajas cantidades de oxígeno disuelto, sostiene el informe del Cesba. Esto implica que las aguas de este lago no son aptas para ningún uso e incluso advierten que caminar por la orilla es riesgoso, ya que solo una salpicadura puede ocasionar problemas (así lo resaltó la doctora Mónica López Sardi, coordinadora de la UP, a cargo de la investigación para el Cesba.

En el estudio se explica que las aguas recreativas pueden clasificarse en aguas de contacto primario cuando en ellas se desarrollan actividades que requieren inmersión, tales como natación y buceo. Y en aguas de contacto secundario cuando se desarrollan actividades como canotaje, remo o pesca deportiva. Los requerimientos sanitarios variarán para uno u otro caso, debido al distinto grado de exposición del usuario.

El informe también destaca que el lago en Parque Centenario es el que presenta mejores condiciones de salubridad.

En el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño tienen otra visión del mismo asunto. Según explican, los parámetros microbiológicos aceptables son más amplios que para el uso recreacional, porque al contar con la existencia de fauna, más específicamente de sangre caliente, es posible encontrar bacterias coliformes fecales o enterococos.

"Durante un análisis efectuado por diferentes organismos, se llegó a la conclusión que un causal del valor elevado de enterobacterias es el exceso de población de gansos que habitan estos lagos. El exceso de materia fecal de estos palmípedos puede ser, en parte, el responsable de bacterias de origen intestinal en el agua", detallan desde la cartera.

La calidad del agua de los lagos es revisada por la Agencia de Protección Ambiental, quien es la encargada de realizar análisis periódicos de los espejos de agua.


www.conozcarecoleta.com.ar (3038) - Publicado: Miércoles 15/11/17