www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Mapeo de árboles del Jardín Botánico

El Jardín Botánico, situado en el barrio de Palermo, forma parte del Parque 3 de febrero, que es uno de los pulmones de la ciudad y de acuerdo a un mapeo de sus árboles, se ha determinado que los ejemplares de ese espacio compensan la huella ecológica de 1500 habitantes.

Se estima que los beneficios que esto representa, puestos en valor monetario, sumarían medio millón de dólares por año. Estos beneficios se traducen en la producción de oxígeno y la absorción de carbono –procesos fisiológicos esperables de un vegetal- a los que se suma la capacidad de fijación y almacenamiento tisular del carbono atmosférico por una longitud de tiempo que depende del tamaño y la longevidad de la especie y del manejo que reciba", explica en su trabajo Graciela Barreiro, la ingeniera agrónoma que dirige este espacio verde de Buenos Aires.

El dióxido de carbono, gas que aporta al efecto invernadero, es utilizado por los vegetales en el proceso de fotosíntesis. El compuesto es "sacado" de la atmósfera al ser secuestrada por los vegetales, transformada y almacenada en moléculas carbonadas complejas que conforman la madera de las especies leñosas.

El Jardín ocupa más de 7 hectáreas, y reúne aproximadamente 1500 especies, organizadas según los lineamientos ideados por su creador, el paisajista Carlos Thays. En un sector se agrupa en su mayoría ejemplares organizados según su origen geográfico, con especies de Asia, África, Oceanía, Europa y América respectivamente, destacándose el área de flora de las provincias argentinas, por su riqueza e importancia. Otro sector denominado sistemático, agrupa ejemplares por familia botánica.

"La cantidad de carbono almacenado dentro de un árbol es la biomasa mientras que el área foliar permite entre otras cosas determinar la capacidad de captura o retención de partículas atmosféricas nocivas para la salud. Como biomasa se entiende la materia seca producida por las plantas, expresada en términos de peso y referida a una determinada superficie (t/ha)", indica el trabajo.

La biomasa que se acumula en los árboles varía según se trate de las raíces, hojas, ramas o tronco y a su vez depende de la edad, la especie, el sitio y manejo de los mismos.

"La extensión en la cual los árboles interceptan los contaminantes, precipitaciones y enfrían el aire mediante la evapotranspiración depende de la magnitud de la superficie foliar, de ahí su importancia". Precisamente el área foliar se refiere a la integración del área de todas las hojas presentes en un individuo o sistema.


www.conozcarecoleta.com.ar (2548) - Publicado: Lunes 26/11/18