www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Interesante muestra en el Museo Larreta

El 19 de octubre a las 19 horas se inaugurará una interesantísima exposición de relevantes artistas del arte español: Goya, Picasso y Dalí, "Arte y Tauromaquia".

El punto de encuentro que vincula a estos artistas gira alrededor de la Tauromaquia, tema representado a partir de sus grabados y litografías. Con diferentes contextos, estilos, intenciones o significados, los tres protagonistas de esta muestra, han representado plásticamente la pasión y dramática intensidad de las corridas de toros según su propia mirada.

En sus últimos años de vida, Goya había confesado que "había toreado en su tiempo". A partir de ésta y otras referencias, así como de sus pinturas y estampas, se ha ido configurando una imagen que ha convertido al artista en un incondicional aficionado a los toros. De entre toda su obra, la serie de 33 estampas de la Tauromaquia, publicada en 1816, constituye la mejor expresión de su visión del mundo taurino. La tensión dramática de sus obras, unida a su excepcional desarrollo formal, las convierten en un icono del drama que constituye la esencia de las corridas de toros, desde la mirada genial e independiente de Goya.

También la Tauromaquia ha sido una de las grandes pasiones de Pablo Picasso, quien cuando era pequeño solía acompañar a su padre a las corridas de toros en su ciudad, Málaga. Esa pasión se refleja a través de algunas de sus 26 obras sobre el tema, en las que, según críticos de arte españoles, han descripto que sus trazos sutiles reducen la tensión propia del espectáculo taurino y se complementa con movimientos dinámicos que le dan un soporte de acción a cada pieza. Salvador Dalí ha sido otro aficionado constante al mundo del toro. No solo pintaba toros y toreros, también era amigo de algunos de ellos, como Luis Miguel Dominguin.

Gustaba de ir a la plaza, sobre todo en Barcelona, y en Figueras, su ciudad natal, donde en 1961 se celebró un festejo extraordinario en su honor.

Para los artistas, la corrida de toros no es solamente un espectáculo. Para Goya, por ejemplo, la tauromaquia fue inicialmente una herramienta para expresar su disidencia política en contra de los nobles, los opresores del pueblo. Sus obras retratan la corrida de toros como una plaza mística, donde siempre hay algo que está sucediendo. Tanto Picasso como Goya utilizaron este tema para expresar el profundo pesar y la resistencia a la opresión.

Dalí convirtió la famosa "Tauromaquia Suite" (1957-1959), de Picasso en una extensión del diálogo artístico que los dos artistas han mantenido durante años. Algunos de estos trabajos hacen parte de las obras de esta exposición.


www.conozcarecoleta.com.ar (2641) - Publicado: Miércoles 17/10/18