www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Bar de Gin tonic en la Biblioteca Nacional

Hace pocos días se inauguró en la Plaza del Lector, de la Biblioteca Nacional, un novedoso bar llamado "Invernadero", que ocupa el espacio del restaurante Macedonio que funcionaba allí. Se trata del primer bar de gin tonic tirado en nuestro país.

Invernadero bar de gin tonicEn los últimos años son muchísimas las cervecerías que abrieron en la zona e Invernadero es una nueva opción que se supone tendrá gran aceptación.

El nuevo bar cuenta con sus propias canillas de gin tonic tirado, que sale frío y puede acompañarse con una selección de tapas de diferentes gustos. Según explicó el bartender, Juani Calcaño, encargado de la barra, se trata de un sistema simple pero que nadie había desarrollado hasta el momento, el mismo de una cerveza. Es bastante común en España y en muchos otros países, donde suele servirse vermouth del pico.

El gin que se sirve en Invernadero es elaborado exclusivamente para el local, por los hermanos Bruno y Franco Moretti y la tónica también es fórmula de ellos, que la describen como ni muy amarga ni muy dulce.

De las seis canillas que tienen sale el mismo gin tonic y en la barra se crean distintos estilos con el aditivo de saborizantes, toppings, hierbas y preparados como agua de jengibre, con hojas de eucalipto. Una amplia variedad con la misma base.

"Se pueden hacer muchas variantes y perfilarlas para diferentes tipos de consumidor. Algunas más orientadas al paladar femenino, al vermouth, a un postre. El bar está pensado como un lugar de gin y tapas, entonces la idea es que cada uno de los gin maride bien con las tapas. Si es algo ácido va a ir bien con un ceviche, si es tirando para el lado del vermouth va con un carpaccio", detalla el bartender.

El gin tonic del bar tiene 20 grados de graduación alcohólica. Le bajaron la graduación para hacerlo más consumible, para que los clientes no estén obligados a tomar uno solo y puedan probar otra variedad. El gin puro tiene entre 38 y 42 grados, bajado con tónica llega a 30.

Los tambores están debajo de la barra, como una chopera. Hay una heladera que tiene una serpentina, un tubo de CO2 y el barril. Se combina y mediante la presión el CO2 empuja el líquido desde el barril hacia la serpentina, que está refrigerada, y finalmente sale por el pico frío, para que dure más en el vaso.

"Los argentinos tomamos un montón de gin tonic, históricamente es un trago muy consumido. Últimamente hubo un impulso mundial, un renacer del trago impulsado desde Inglaterra y el consumo se incrementó", cuenta Calcaño.

Para estar acorde con la Biblioteca, los tragos tienen nombres literarios, como Casa tomada (liviano, es el que más sale, con pétalos de rosa y pepino), El Sur (con yerba mate y eucalipto), El Cuervo (con jengibre y romero quemado) y La malahora (con tintura de lavanda y hojas de coca).

"El gin es un invento holandés, la ginebra, que los ingleses adoptan y llaman gin. Tiene como origen el disimulo de la quinina, que tomaban como remedio contra la malaria los soldados ingleses en la India. Como era muy amarga, la disolvían en un poco de gin con limón y azúcar. Ese es el origen de la mezcla. Como casi todos los cócteles que conocemos, nacen como un medicamento. El hedonismo tuvo poco que ver con el origen de gran parte de la coctelería. Los europeos empiezan a destilar alcohol para purificar el agua, o para viajar durante días por lugares fríos, porque el alcohol no se congela", cuenta Calcaño.

La licitación del lugar estuvo a cargo de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y es por diez años. La transformación es bastante audaz, ya que Macedonio tenía un estilo más diurno, tipo cafetería. Invernadero abre todos los días a las 8 AM. En un día de sol, parece ser un buen plan leer un libro en el patio con un trago a mano.


www.conozcarecoleta.com.ar (3764) - Publicado: Viernes 25/10/19