www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Precauciones para elegir un geriátrico adecuado

El aumento de la expectativa de vida hizo que en las últimas décadas haya más cantidad de personas de 80 años y más que viven períodos prolongados en situaciones de fragilidad o dependencia, afectando su capacidad de realizar por sí mismos un conjunto de actividades de la vida cotidiana que resultan imprescindibles para la supervivencia. Estas acciones van desde las más básicas -como alimentarse, vestirse, usar el baño, levantarse de la cama- hasta otras más complejas, pero también necesarias, como manejar dinero, trasladarse, usar el teléfono, hacer compras o preparar comidas.

Si bien son muchas las personas en esa franja de edades, que están bien y resuelven su vida cotidiana sin mayores problemas, en otros casos, aproximadamente un 5% de la población mayor, necesitan alguna forma de acompañamiento, que por lo general es un auxiliar gerontológico o una persona de servicio doméstico que cumple con la función de cuidado.

Como es sabido, actualmente las parejas trabajan y en algunos casos no disponen de un lugar para llevar a sus padres a vivir con ellos, además de no disponer del tiempo necesario para poder atenderlos adecuadamente, por eso y con cierto pesar, se recurre a las residencias geriátricas, pero, hay que tener en cuenta muchos factores antes de elegir el lugar, ya que en varias oportunidades, hemos visto en noticieros que en algunos geriátricos, los abuelos son maltratados y no reciben los cuidados necesarios que les permitan tener una vejez digna.

Elegir una residencia para los adultos mayores de la familia es complicado. Aunque los geriátricos se esfuerzan para estar cada vez mejor instalados, conviene tomar algunas precauciones antes de decidir.

Lo ideal es que la residencia sea lo más parecida posible a un hogar y no a un hospital o asilo. Allí, los abuelos deben vivir de la mejor manera posible. Sin embargo, en la mayoría de los casos, existe mucho desconocimiento sobre el tema. Las condiciones de limpieza y salubridad deben ser las adecuadas y todo lo relativo al servicio de comida, tanto en su calidad, como en su variedad.

La accesibilidad, sobre todo para personas con dificultades de desplazamiento.

Verificar el cumplimiento de los aspectos básicos vinculados a la habilitación del establecimiento. Luego, indagar cuál es el lugar que se le da a los adultos mayores dentro de la institución, es decir, si se los considera sujetos con una historia y se contemplan sus particularidades y necesidades.

Ver si están expuestas las habilitaciones de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFYC) y de la Unidad de Gestión de Control y Registro de Establecimientos Residenciales y otros servicios de atención gerontológica para Adultos Mayores (UGCOR).

Controlar si la habilitación concuerda con la cantidad de residentes.

Chequear si se firma un contrato al iniciar el vínculo.

Verificar que exista una correcta relación entre asistentes geriátricos, auxiliares de enfermería y enfermeros con la cantidad de residentes. Lo ideal es un asistente cada 12 residentes. Comprobar que haya personal nocturno.

Confirmar que exista variedad de profesionales en diferentes disciplinas y si se trabaja en forma interdisciplinaria.

Consultar sobre si los residentes pueden salir libremente del establecimiento y si existen restricciones para las visitas.


www.conozcarecoleta.com.ar (3342) - Publicado: Domingo 01/09/19