www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

No olvidemos a nuestros héroes

El 2 de mayo de 1982 el crucero ARA General Belgrano navegaba en aguas del Atlántico Sur, fuera del área de exclusión, cuando fue sorprendido por el submarino nuclear británico HMS Conqueror, que disparó dos certeros torpedos que provocaron daños irreparables y lo mandaron al fondo del océano.

Crucero general Belgrano

De los 1093 tripulantes del Crucero ARA General Belgrano, 323 marinos no tuvieron la posibilidad de llegar a cubierta y son los "Héroes del Belgrano". Hoy sus restos descansan junto a la embarcación a 4000 metros de profundidad.

El 1° de abril de 1982 se recibió la orden de acelerar las reparaciones y completar logísticamente el buque para zarpar a la brevedad. El 10 de abril, la dotación del Crucero llegó a 1.093 hombres. Se había completado con 56 oficiales, 629 suboficiales y marineros y 408 conscriptos y 2 cantineros civiles (los hermanos Ávila, que por propia decisión quedaron a bordo, a pesar de las recomendaciones que se les efectuaron). El 16 de abril, habiendo completado todas las reparaciones el Crucero zarpó por última vez de la Base Naval Puerto Belgrano.

El 2 de mayo a las 16:01, mientras navegaba en aguas del Atlántico Sur, fuera del área de exclusión, los artilleros que tomaron la guardia 33 probaron sus mecanismos y la torre II ya estaba buscando blancos en el horizonte, como ejercicio de artillería. En ese momento, el buque se sacudió violentamente por la poderosa explosión de un torpedo disparado por el submarino británico HMS Conqueror, lo que produjo el cese inmediato de energía, quedando el buque al garete y sin iluminación. A continuación, impactó un segundo torpedo, cuyas consecuencias se vieron claramente desde el puente al desaparecer 15 metros de proa del buque. Quienes se encontraban en el comedor –a 10 metros de la primera explosión– vieron que por un gran boquete abierto en el piso avanzó una bola de fuego. Comenzó la inclinación a babor y un penetrante olor acre inundó el aire.

La situación tendió a agravarse y se llegó al punto de no retorno. Sólo faltaba la orden del Comandante para abandonar el buque, la que finalmente fue impartida. Esta orden fue retransmitida por el Segundo Comandante. Se ignoraba en ese momento cuántos habían quedado en el interior, pero nadie ausente en la cubierta principal podría considerarse ya con vida, dado el nivel de inundación.

De los 1093 tripulantes del Crucero ARA General Belgrano, 323 marinos no tuvieron la posibilidad de llegar a cubierta y son los "Héroes del Belgrano". Hoy sus restos descansan junto a la embarcación a 4000 metros de profundidad.


www.conozcarecoleta.com.ar (2574) - Publicado: Lunes 04/02/20