www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

El Gobierno porteño quiere que las prepagas vacunen contra Covid-19

Teniendo en cuenta que se aproxima la llegada de vacunas contra el coronavirus, el Gobierno de la Ciudad está en negociaciones con 60 empresas de salud y obras sociales para compartir la logística del operativo de vacunación y que sea más ágil.

Ya ha ocurrido en otras oportunidades, como por ejemplo, cuando quienes viajaban a lugares de riesgo de contagio de fiebre amarilla, debían vacunarse y se formaban largas filas esperando, incluso haciendo acampes para asegurarse la vacuna, ahora tratará de evitarse este tipo de situaciones e intentarán hacerlo de manera más ordenada.

Las tratativas comenzaron hace tres semanas y de acuerdo a fuentes del Gobierno porteño, si todo sale como esperan, quienes sean “de riesgo” deberían poder elegir vacunarse en el prestador que le indique su sistema de salud o, si prefieren, ir al vacunatorio público de su cercanía, “como fue en abril con la vacuna antigripal. La idea es ser elásticos en esto”, explicó Gabriel Battistella, subsecretario porteño de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria.

Si bien el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, había adelantado en noviembre pasado, que “la vacunación podría ser en las escuelas y por padrón electoral”, otra fuente del gobierno de la Nación indicó que "Cada jurisdicción definirá su estrategia” y precisó: “Estamos teniendo reuniones bilaterales con cada una de las provincias para que nos muestren la planificación".

Dónde se podrá vacunar cada persona según si tiene prepaga, obra social o nada, pende de una cuestión central, y es que “algunas jurisdicciones tienen mejor relación con los privados que otras”. En la ciudad de Buenos Aires, es evidente, que es muy buena.

Los 5 millones de afiliados del PAMI (segmento que nuclea adultos mayores, entre otros, es decir, un alto porcentaje de personas consideradas "de riesgo"), tendrán un esquema similar: si residen en CABA y, además de esa obra social, están dentro del 28% de los porteños afiliados a una prepaga, se podrán vacunar donde disponga la empresa en cuestión. Los que no, deberán acudir a los vacunatorios o “postas” que disponga el Ministerio de Salud porteño.

Battistella dijo que se convocará a los distintos subgrupos de riesgo “siempre en función de las vacunas que haya disponibles”. Asimismo adelantó que se harán convocatorias para la vacunación, como con cualquier otra campaña: “Por ejemplo, el día uno, los de equis grupo, cuyo DNI termina en 0 y 1. El día dos, los que terminan en 2 y en 3...”

Se utilizará el sistema NOMIVAC o Registro Federal de Vacunación Nominalizado, una sección del ya mítico SISA. Cada persona vacunada deberá ser "cargada" en ese sistema, sea la provincia que sea.

“Habrá un empadronamiento de la persona. Tenemos la historia clínica digitalizada y tenemos que ser cuidadosos y saber a qué persona, con un grado de seguridad muy alto, le dimos la vacuna. Se requiere un flujo de información con niveles de precisión muy altos, ya que los datos se elevan a Nación”, detalló el subsecretario.

“La mesa de privados la hicimos para ver cuáles cuentan con la capacidad de almacenamiento, personal capacitado, vacunatorios adecuados y la capacidad del registrar de modo muy pormenorizado a quién vacunaste, dónde, con qué lote, en qué condiciones y todos los detalles. Porque hay que considerar que es una vacuna que no tiene ni seis meses de aplicación. Va a tener un seguimiento muy cercano por los llamados ESAVI (Eventos Adversos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización). Es decir que, en caso de necesidad, se pueda hacer la investigación correspondiente”.

Battistella precisó que “se espera que a CABA llegue el 10% de las vacunas que vayan arribando al país”. De cumplirse la promesa del Presidente Alberto Fernández sobre las dosis para 300.000 personas antes de fin de año, significa que, en una primera instancia, la Ciudad dispondría de dosis para 30.000.

Ocurre que difícilmente la vacuna rusa (Sputnik V) cuente con la preaprobación de la FDA y la agencia europea de medicamentos (EMA), por lo tanto, la dificultad logística de cumplir con la meta de las 300.000 para fin de año parece menos problemática si uno imagina las presiones que tal promesa podría estar ejerciendo en los técnicos de la ANMAT, abocados a estudiar a fondo un fármaco que recibirán miles de personas.

Finalmente, Battistella dijo: “Esto es algo inédito. Estamos preparando el operativo de vacunación más grande la historia”.


www.conozcarecoleta.com.ar (4501) - Publicado: Lunes 14/12/20