www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

Vandalismo y robo de elementos de bronce
Ni la baranda de la iglesia se salvó

Desde hace décadas que se suceden hechos de vandalismo y robo de placas de bronce, herrajes, partes de monumentos, que después son vendidas en el mercado negro. Se han visto casos insólitos como el robo de la puerta de una bóveda en el cementerio de Chacarita. Ahora, las zonas más afectadas por estos saqueos son el Casco Histórico y Recoleta.

En el Casco Histórico, cuando por la noche no hay movimiento y mucho menos en este período de la pandemia, se genera el escenario ideal para que los ladrones puedan actuar con total impunidad para hacerse de piezas de bronce de gran valor, sin ser vistos. Por ejemplo, las placas del Colegio Nacional Buenos Aires, picaportes y hasta timbres de edificios y otros elementos que son robados de edificios de alto valor patrimonial. Resulta increíble, tratándose de una zona en la que hay gran cantidad de cámaras de seguridad, privadas y públicas y además se trata de un lugar de los más custodiados, por estar la Casa Rosada y gran cantidad de entidades bancarias y edificios históricos.

Placa tienda HarrodsTambién han robado la placa de las ex tiendas Harrods, en la peatonal Florida al 800.

Están quienes califican a esos casos como "robos por subsistencia". "En general son personas que viven en la calle", afirman, mientras dicen que se hacen controles permanentes, pero evidentemente son insuficientes, ya que en las últimas semanas, han arrasado con gran cantidad de los citados elementos de bronce.

Lo mismo ocurre con monumentos de la ciudad, a los que les sustraen piezas y por eso, ahora se estableció un plan de monitoreo de esculturas para reorganizar los relevamientos que ya se venían realizando. El nuevo cronograma comprende 12 rutas y el objetivo es realizar un registro y diagnóstico de cada una de las esculturas, y restaurarlas si fuera necesario.

Ladrones de bronce en RecoletaEn Recoleta es donde se detectó el mayor número de faltantes de piezas en monumentos, por ejemplo: el arco del Arquero de San Sebastián (en plaza Chile), el bastón presidencial en el monumento a Figueroa Alcorta en plaza Dante, el busto de Ortega y Gasset, entre otros, pero sobre todo, los pomos de las puertas y las aldabas, han sido valiosos objetos robados en puertas de edificios, e incluso de algunas embajadas sobre avenida del Libertador.

Fuentes de la Policía de la Ciudad informaron que en Recoleta se detuvo a 22 personas por el delito de hurto o tentativa de robo, porque a varios les secuestraron los objetos. "En general, son personas en situación de calle, no hemos detectado que se trate de una organización o red dedicada a la comercialización de bronces. Pero frente a la repetición de los hurtos, se implementó un servicio especial de móviles y brigadas para prevenir el vandalismo. Se distribuyó mayor presencia policial en parques y plazas, lo que incluye tanto a personal de a pie como patrullaje en moto", detallaron.

Baranda iglesia San Nicolas de BariSe ha denunciado el robo de metales en el frente de la sede del Banco Nación de avenida Alvear, entre Ayacucho y Adolfo Bioy Casares, el pasamanos de la Iglesia San Nicolás de Bari y hubo varios casos más pero no han sido denunciados.

Algunos casos fueron descubiertos en el momento por agentes de la Policía de la Ciudad en el momento justo y detuvieron a dos hombres en Montevideo al 1000 que habían robado dos porteros eléctricos de bronce. El mismo botín se llevaban otros dos hombres, detenidos en Ayacucho al 1000. Mientras, en Vicente López al 1700 encontraron in fraganti a dos personas, que trasladaban una puerta revestida con placas de bronce.

El problema, más allá del robo, es investigar quiénes pagan por esos objetos de valor robados, porque de lo contrario es imposible terminar con este delito.

Es sabido que se ha detectado la venta de algunos elementos, como porteros eléctricos, en páginas web, siempre para ser fundidos: Según declaraciones de los propios implicados, un portero eléctrico puede llegar a venderse en $ 500.

Vecinos, organizaciones civiles y voceros de la Policía coinciden en que el fenómeno tiene que ver con la crisis económica, acentuada por la cuarentena. La tipología del delito permite que las personas detenidas sean liberadas pocas horas después, incluso si son reincidentes. Cuando se trata de bienes de valor patrimonial, los vecinos apuntan a generar conciencia.


www.conozcarecoleta.com.ar (4274) - Publicado: Lunes 21/09/20