www.conozcarecoleta.com.ar


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Visitante Nro.

Renovaron la flota de la línea D de subte

En los últimos años, el Gobierno de la Ciudad se ha ocupado de llevar adelante una serie de obras y mejoras en las estaciones de subterráneos, al igual que en las estaciones de los ferrocarriles; ahora llegó el turno de la línea D, donde el 100% de las formaciones ya cuentan con aire acondicionado.

En este proceso de modernización que se está realizando, cuatro de las seis líneas ya cuentan con el cien por ciento de las formaciones con aire. Asimismo, la Línea D incorporó nuevos coches y ahora todas sus formaciones realizan el recorrido desde la Estación Catedral hasta la Estación Congreso de Tucumán (límite de los barrios de Belgrano y Núñez). Pasando por Recoleta, donde se encuentran las estaciones Callao, Facultad de Medicina, Pueyrredón y Agüero.

De acuerdo a lo comunicado por Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE), además del reemplazo del material rodante, el plan de remodelación contempla obras de potencia y un nuevo sistema de señales que tienen como fin mejorar la frecuencia del servicio para beneficio de los casi 320 mil usuarios que viajan a diario, explicaron desde la empresa.

La línea quedó ahora conformada por una flota de 24 coches Alstom, de los cuales el 62 por ciento es cero kilómetro. Con esta flamante renovación, cuatro de las seis líneas del subte tienen todos sus trenes con aire. Las otras son la A, la C y la H.

En simultáneo, continúan las obras de potencia necesarias para atender la nueva demanda de energía, y se avanza con el proceso licitatorio para renovar el sistema de señales por un moderno CBTC (que ya funciona en las líneas C y H) que posibilita visualizar la posición y la velocidad de los coches en tiempo real, de modo de lograr el máximo acercamiento entre formaciones de forma segura, y reducir así notablemente las demoras e interrupciones.

Según los cálculos oficiales, estas obras permitirán aumentar un 30% la cantidad de trenes circulando, reducir 15% el tiempo de viaje entre cabeceras, alcanzar una frecuencia promedio de 2:15 minutos en hora pico, y que 67.000 nuevos usuarios viajen en la línea D.

El modelo CBTC fue implementado recientemente en la línea C e implicó el cambio de un viejo sistema que funcionaba maniobrando palancas metálicas instaladas en tableros de madera con la ayuda de un reloj aguja, por tres monitores de computadora y un software de control de tráfico que, explicaron los operadores, también proporcionará mayor seguridad y reducirá notablemente la tasa de fallas.

Hasta ahora, la única con este sistema magnético en la red era la línea H. En diez años, los reportes muestran que solo se ocasionaron tres fallas. Por el contrario, en las líneas operadas bajo el antiguo sistema ATS se contabilizaron en promedio 1.200 fallas en el mismo período de tiempo.

Se estima que para 2023, estará concluido todo el plan de modernización, que además incluye la ampliación de la nueva Central Obelisco, un espacio donde combinan las líneas B, C y D y que hoy es uno de los puntos más congestionados de la red. Allí, días atrás se inauguró un nuevo acceso, que queda sobre la calle Sarmiento, entre Suipacha y Esmeralda. También se habilitaron nuevos pasillos de combinación en la estación Diagonal Norte y se instalaron escaleras mecánicas y ascensores para mejorar la accesibilidad y la circulación, comunicaron desde SBASE.


www.conozcarecoleta.com.ar (3352) - Publicado: Viernes 06/03/20