www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

Homenaje a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

Graciela, madre del joven asesinado, recordó el día del hecho fatídico; un acto conmovedor, llanto desconsolado y reclamo de perpetua para los asesinos. Antes del acto, los padres de Fernando se acercaron hasta el homenaje erigido sobre la vereda enfrente del boliche, donde también hay imágenes del adolescente, flores y letreros que exigen justicia, ambos se arrodillaron, depositaron un ramo de flores, se abrazaron y lloraron sin consuelo.

padres de Fernando Baez Sosa

Luego el acto se realizó en el cruce de la avenida 3 y la calle 102. Los padres de Fernando Báez Sosa, Graciela y Silvino, lo homenajearon en la puerta de Le Brique, la discoteca de Villa Gesell, donde hace dos años fue brutalmente asesinado por una patota. Para el acto central, ayer a las 19, los familiares y amigos convocaron a referentes de distintos credos religiosos y oraron por la memoria del joven.

El relato más desgarrador fue el de su madre: “Es como si fuera ayer, cuando recibimos la peor noticia de nuestras vidas, cuando nos llamaron para contarnos que Fernando había sufrido un accidente”, contó Graciela sobre aquella fatídica noche.

Y agregó: “Preparamos las valijas y al poco tiempo sonó el teléfono y nos enteramos que Fernando estaba muerto, que no era un accidente y que lo habían matado en un riña. No podíamos creer porque Fernando nunca tuvo enemigos, ni peleó con nadie. Era cariñoso, solidario y de ayudar a la gente. Así era mi Fernando”.

Uno de los momentos más emotivos y dolorosos fue cuando Graciela reveló que ella y su marido no conocían el mar. “A Fernando le gustaba venir, decía que el mar le daba tranquilidad. Hoy fuimos [a la playa]”, precisó.

Graciela dijo: “Nos costó muchísimo definir para venir. Cuando fui a comprar el boleto se me salieron unas lágrimas, porque me acordé el momento en el que le había comprado el boleto a Fernando”, expresó entre lágrimas Graciela.

Cuando terminó de hablar, se quebró. Graciela empezó a gritar mirando al cielo: “¿Por qué me pasó esto? ¿Por qué?”; “Te quiero abrazar y que me digas que me amás como yo te decía”, dijo, sin poder parar de llorar. Después de esas palabras, se desmayó y debió ser asistida.

Antes había hablado su papá, Silvino, con un sentimiento de angustia y un reclamo de perpetua para los acusados del asesinato. Lo mismo dijo Fernando Burlando, el abogado que defiende a la familia y que acompañó a los padres al lugar.

“Era un hijo excelente, que le gustaba venir a Villa Gesell a ver el mar y a pasar el tiempo con sus amigos. Lastimosamente se le cruzaron un par de asesinos en el camino”, manifestó el papá de Fernando.

“Pido eternamente a todos que nos sigan acompañando hasta que lleguemos a la verdad de la justicia” finalizó.

Horas después, el abogado de la familia, Fernando Burlando, confirmó a La Nación que la mujer fue trasladada al hospital zonal donde informaron que sufrió una lipotimia. “Fue una subida y una bajada de presión muy fuerte motivo de tanto tiempo estar parada y de las emociones que sufrió en el día de ayer y de hoy”, precisó. El letrado contó que Graciela fue atendida por una cardióloga y una psiquiatra, junto con la directora del centro donde fue asistida, y que luego-como no presentó mayores complicaciones- le dieron el alta.

A lo largo del homenaje cada uno de los líderes religiosos habló y presentó una cita o referencia religiosa por “paz, justicia y contra la violencia”.

Los ocho imputados por el crimen afrontan cargos por homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, delito que prevé la prisión perpetua. Además, en el juicio se debatirán las responsabilidades penales de todos los acusados por las lesiones sufridas por cinco amigos de la víctima que se encontraban con él cuando fue asesinado. El juicio comenzará el 2 de enero de 2023.


www.conozcarecoleta.com.ar (3817) - Publicado: Miércoles 19/01/22
Fuentes consultadas: La Nación, Infobae, TN