www.conozcarecoleta.com.ar
Ultimas noticias de Recoleta


Escudo del barrio de Recoleta
Escudo del barrio
de Recoleta



Medios Agrupados


Visitante Nro.

Fernando Baez Sosa: Justicia lenta y "el que espera, desespera"

El 18 de enero de 2020, Fernando Báez Sosa fue asesinado por un grupo de jóvenes rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell. Las imágenes quedaron grabadas y hay pruebas condenatorias más que suficientes e innegables, pero... el juicio comenzará el 2 de enero próximo, a tres años de este homicidio.

Padres de Fernando Baez Sosa

Los imputados son ocho: Luciano Pertossi, de 21 años y apodado Chano; Ciro Pertossi, de 22; Lucas Pertossi, de 23; Ayrton Viollaz, de 23; Máximo Thomsen, de 23; Enzo Comelli, de 22; Matías Benicelli, de 23, y Blas Cinalli, de 21, están imputados de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Luego de haber estado detenidos en la cárcel de Dolores, donde permanecieron algunos días, fueron trasladados a la Alcaidía Departamental La Plata 3, en Melchor Romero, donde mantienen un bajo perfil y pasan la mayor parte del tiempo en cuatro celdas contiguas, que comparten de a dos. Salen al patio una vez por día y un máximo de tres horas. Los acusados de matar a Báez Sosa, de 18 años, pueden usar teléfono celular para comunicarse con sus familiares y amigos. Tienen un móvil para los ocho.

Las alcaidías no dependen del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), sino de la Dirección Provincial de Alcaidías Departamentales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, cartera a cargo de Julio Alak.

El 2 de enero serán juzgados por los magistrados: María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lazzari, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores.

En el juicio se debatirán además las responsabilidades penales de todos ellos por las lesiones sufridas por cinco amigos de Báez Sosa, que se encontraban con él cuando fue asesinado.

Según el expediente judicial, al momento de quedar detenidos, la mayoría de los acusados eran estudiantes. Salvo Lucas Pertossi, que dijo trabajar de técnico en Seguridad e Higiene, Viollaz, que tenía como ocupación laboral la de técnico electromecánico, y Benicelli, que trabajaba en un taller de chapa y pintura para autos.

Los ocho imputados son defendidos por el abogado Hugo Tomei. En principio el juicio se desarrollará en 22 audiencias y luego se conocerá si son condenados y, en ese caso, qué condena recibirán.

El debate, donde el Ministerio Público estará representado por el fiscal Juan Manuel Dávila, se realizará en la Sala de Audiencias Multifueros del Palacio de Tribunales de Dolores.

En la primera audiencia, los ocho acusados escucharán las emotivas palabras de Silvino Báez y Graciela Sosa, los padres de la víctima, quienes serán los primeros testigos del juicio.

“Los ocho acusados planearon y acordaron emboscar, con la intención de matar, a Fernando Báez Sosa. Se va a probar que hubo alevosía. Está muy claro, para nosotros, que había una decisión. La decisión era quitarle la vida a la víctima. Vamos a trabajar para que a los acusados se los condene a la pena de prisión perpetua. Para nosotros los ocho acusados son coautores del crimen. Todos cumplieron un papel”, afirmó el abogado Fernando Burlando, que representa a los padres del joven asesinado.

Para la segunda jornada está prevista la declaración testimonial de Julieta Rossi, la novia de Báez Sosa y diez amigos de la víctima, testigos presenciales del crimen ocurrido en la madrugada del 18 de enero de 2020 frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell.

La fiscal Zamboni, a cargo de la investigación, explicó en su pedido de elevación a juicio que “aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, con el fin de darle muerte y cumplir con el plan acordado, los acusados le propinaron” en el suelo “varias patadas en su rostro y cabeza”, y los golpes le produjeron “lesiones corporales internas y externas” que “provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo”.

A una semana del comienzo del juicio es aún una incógnita si los ocho acusados decidirán declarar y que su voz sea escuchada por primera vez.

Lo inexplicable es que recién a tres años del crimen, perfectamente documentado, los padres de Fernando siguen padeciendo su muerte y la lenta justicia que necesitan para apaciguar su angustia y que su único hijo descanse en paz.


www.conozcarecoleta.com.ar (4311) - Publicado: Lunes 26/12/22